Los geófonos son los sensores más utilizados en la actualidad para medir vibraciones inducidas por voladura debido a su bajo costo y a que entrega una medición directa de la velocidad de propagación de las ondas dentro del macizo rocoso que es el parámetro utilizado en la actualidad para evaluar la eficiencia de las cargas y el daño producido por la voladura.