Este servicio está orientado a permitir la implementación de buenas prácticas geomecánicas, durante y después de la excavación, basados en patrones internacionales de caracterización geológica y geotécnica del macizo rocoso, recomendando la fortificación más adecuada. Adicionalmente podemos establecer metodologías para mejorar la captura diaria de valiosa información del macizo, con el fin de reconocer los factores más relevantes en la estabilidad de la excavación. Otro objetivo de este servicio es predecir las condiciones del macizo rocoso proyectadas en los metros por excavar, mediante extrapolación de la información obtenida de sondajes y de la excavación misma.