El monitoreo geotécnico tiene por finalidad entregar información en línea y en tiempo real, de las condiciones geotécnicas que se puedan suscitar dentro de un rajo abierto (open pit) o en un tranque de relaves. Considerando condiciones actuales y posibles inestabilidades futuras, proporcionando así, confiabilidad para la continuidad operacional  y la capacidad para tomar decisiones oportunas en términos de planificación.

La información se entrega por medio de reportes diarios escritos de velocidades de inestabilidades declaradas y/o en seguimiento, feedback de forma frecuente a personal mina y al staff geotécnico sobre áreas de interés y críticas e información sobre activaciones de nuevas zonas de inestabilidad.

Para obtener la información indicada las operaciones mineras cuentan con Radares de Control, los cuales están estratégicamente ubicados y entregan información en tiempo real de los distintos desplazamientos que se presentan en los rajos o tajos abiertos. Estos se complementan con casetas de monitoreo topográfico automatizadas que entregan información de desplazamiento de los prismas que están instalado en cada uno de los bancos desarrollados. Estos equipos se encuentran permanentemente en operación las 24 horas del día y los 365 días del año, proporcionando así un monitoreo que contribuye a la seguridad y continuidad operacional que necesita cualquier operación minera.